Tag Archives: bandcamp

Antes de la tormenta

Algunos días, la tráquea atragantada intenta acallar las voces que claman un minuto de silencio. Pero no os preocupéis, que ya se acerca la tempestad de tempestades, el lugar donde no habrá electricidad ni mensajes instantáneos. A donde van los sabios cuando necesitan respirar. Aún queda la batalla más cruda, el invierno más colérico. Así que detén los motores, mira alrededor y coge aire: estamos en la recta final del camino. Los caballos desbocados también tienen derecho a pararse a descansar.

E.

Some days, the choked trachea tries to silence the voices that claim a minute of silence. But don’t worry, the tempest of tempests is coming, the place where there will be no electricity neither instant messages. Where the wise men go when they need to breathe. It’s not long till the harshest battle, till the most enraged winter. So stop the engines, look around and take a deep breath: we’ve entered the home stretch of the way. The runaway horses also have the right to take a break.

E.

Diseño de canción:
Alonso Trenado
http://alonsotrenado.blogspot.com/

La elegancia de lo húmedo

La inercia de la luz. Avanzamos y lo digital deja paso a lo analógico. El retroceso feliz de lo seco a lo húmedo. Como cuando hacíamos fotos: no éramos los retratados y teníamos la paciencia del revelado. Y ahí están. Los niños, repletos de semántica, se han convertido en nieve. Sin querer, se ha vuelto todo más real, más humano. A pesar del viento difícil, la desconexión soñada y las estaciones confusas.  Ya no hay edificios que nos protejan del frío lejano. Aquí, son los recuerdos los que salpican, con la elegancia de la lluvia, en el par de manos que ahora se tocan.

P.

The inertia of light. We move forward and the analogical takes over the digital. The happy retreat from the dry to the damp. Just like when we took pictures: we were not the portrayed and we had the patience of the developing process. And there they are. The kids, full of semantics, turned into snow. Unintentionally, everything has become more real, more human. Despite the hard wind, the dreamed disconnection and the confusing seasons. Now there are no buildings to shelter us from the far cold. Over here, there are only memories that splash, with the elegance of the rain, in the pair of hands that now get in touch.

P.

Chanson d'hiver (Medelia), por Teresa de Andrés

Diseño de canción:
Teresa de Andrés
visualmag.net

“Soy un plano, un poema, una foto, un plano de una foto a un poema. Negra por fuera, roja por fuera -no hay dentro posible. Soy también de esas chicas cuellilargas, zanquiformes, con palabras y pupilas y canciones favoritas. Ahora cruzo la estepa mongola, entre fórmulas secretas y aventuras espaciales, vestida de antigua, “tragique, triste y terrible”, como las grandes heroínas de los libros.”

Salto al otro lado

Constantemente las bromas. Las trampas. El azar de los teléfonos. Pero aquí no valen naipes ni naufragios programados. Estamos hartos del viento y de las copas incendiadas de los árboles. Nadie tiene derecho a la alteridad ni a hacer trucos de magia con las sombras. Nadie. No preguntéis más, que la reina no tiene voz ni voto en esta partida de damas. Habrá que dejar atrás la ciudad, adentrarse descalzos en el bosque y dejarse arañar por las ramas. Habrá que correr antes de que sea demasiado tarde y acabar llorando en el suelo –como un arce que se apaga– donde aunque nadie pueda oírnos.

E.

It’s the jokes, constantly. The cheating. The randomness of telephones. But programmed cards or shipwrecks just don’t go here. We are sick of all this wind and burnt-out tree tops. Nobody has the right to othering neither to do magic tricks with the shadows. Nobody. So don’t ask any more questions, for the queen has no say in this checkers match. We must leave the city behind us, walk into the forest and let the branches scratch our skin. We must run before it’s too late and end up crying on the ground –like a fading maple– where although no one can hear us.

E.

Queen of Clubs, por Esperanza Covarsí

Diseño de canción:
Esperanza Covarsí
ecovarsi.carbonmade.com

Tira el dinero y corre

Y al final, la ciudad a uno le estalla entre las manos: la prisa, la falta de aire o la asfixiante soledad compartida. Hasta que uno no levanta la cabeza y ve la cortina de hilos que penden de la cruceta, no se da cuenta. Esa gran cruceta, con olor a billete sucio, se mueve y todos hacemos el giro marcado. Nos alquilan, prestan y engañan y no llegan a comprender que la propiedad deseada no es material. Es entonces cuando uno sale de ese túnel -con aires de cápsula ansiolítica- y hace el necesario corte de mangas: ¿y si resulta que comprar fuera precisamente tirar el dinero? La ciudad, como una niña caprichosa, necesita -a solas- su momento de reflexión. Quizá fuera de sus fronteras, podamos encontrar algo que no se consuma.

P.

And in the end, the city explodes in your hands: its rush, its lack of air or its asphyxiating shared loneliness. And no one realizes until somebody rises his head and sees the string curtain that hangs from the puppet control. That huge puppet control –that smells like a dirty bill– shifts and we all make the designed twist. They rent us, borrow us and deceive us, and they don’t get to understand that the desired property it is not material. Then one gets out of that tunnel –which looks like a panic capsule- and gives them the necessary finger: so what if turns out that buying is, precisely, a waste of money? Like a whimsical little girl, the city needs a lonely instant of reflection. Maybe far from its frontiers, we can find something that does not consume.

P.

Diseño de canción:
Fran Mateos Cano (Estudio Ninja)

La próxima guerra mundial

La próxima guerra mundial empezará un domingo por la mañana. Explotarán las granadas en cada pantalla, en cada página, en cada pestaña que caiga leve atronando las mejillas. La ciudad se abrirá en dos para recoger nuestros restos, y entonces, solo entonces, correremos a refugiarnos en los sótanos y en los búnkeres. En el fondo de los océanos. Correrremos despavoridos con el corazón apretado en el puño, con todas las cosas insustanciales que hayamos hecho en la vida pisándonos los talones. Ya lo dijo Einstein, la próxima guerra mundial será la última que verá el mundo tal y como lo conocemos. Será mejor que vayamos guardando los palos y las piedras debajo del colchón.

E.

The next world war will start on a Sunday morning. Grenades will go off in every screen, in every page, in every eyelash thundering gently down our cheeks. The city will rip open and then –only then– we will run down to the basements and bunkers. To the bottom of the oceans. We will run like crazy, our hearts squeezed in our fists, with all the insubstantial things we have done in life chasing us. As Einstein said, the next world war will be the last the world we know will witness. We better start collecting stone clubs and storing them under the mattress.

E.

The Breach, by Adrián López

Diseño de canción:
Adrián López
Diseñador gráfico, pinchadiscos, organizador de eventos culturales, guionista, realizador… polifacético en general y amante de la música, el cine y el cómic en particular.

El azaroso vuelo hipermoderno

El método es sencillo: acepta el caos, confunde las identidades y pedalea embrujado hacia sus tripas. Pacta la locura del baile de caretas, la superchería religiosa, la comida basura, la ludopatía o el culto al cuerpo. Despégate del asfalto, memoriza sus instrucciones y asume el sinsentido de la propiedad. Lanza la moneda al aire y que gire, contaminada, en busca de su azar. Te atrapa. Me atrapa. Como piezas de un descomunal puzle incompleto. Pronto encontraremos una salida digna, lejos de la absurdez de estos tiempos de incertidumbre hipermoderna.

P.

The method is quite simple: accept the chaos, confuse the identities and, under a spell, ride into its guts. Agree the insanity of the dancing masks, religious mumbo jumbo, junk food, compulsive gambling, and body worship. Come unstuck from the tarmac, learn the instructions by heart and accept the nonsense of property. Flip the coin and let it spin, contaminated, searching its own chance. It traps you. It traps me. Like pieces of a huge and incomplete puzzle. We will find a decent way out soon, far from the absurdity of these times of hypermodern uncertanty.

P.

Diseño de Canción:
Marcos Almendros
Hace cosas con las manos y algunas veces diseña con los pies (cuando pasea
por Madrid pensando en cómo cambiar las cosas feas de la vida). Harpo Comunicación es donde está instalada su parte gráfica.

Una galaxia que implosiona

Allí, en los no-lugares en los que se gesta el siglo. Allí nace esta canción que es una galaxia que implosiona. Llegamos a la ciudad de golpe y nos topamos con una vida acelerada: lavanderías, supermercados, autopistas. Aviones que despegan. Bibliotecas que se esfuman. La soledad del que está rodeado de un montón de gente. Una canción distinta para un año distinto, tan nuevo que aún escuece un poco.

E.

It’s there, in those non-places where the century is brewing. It’s there where this song is born; this song that is an imploding galaxy. All of a sudden, we arrive to the city and bump into an accelerated life: laundry rooms, supermarkets, highways. Libraries that vanish. The loneliness of who is surrounded by a crowd. A different song for a different year, such a brand new year that it still stings a little.

E.

Non-places (Rubén Sánchez)

Diseño de canción:
Rubén Sánchez
http://zoonchez.com/