¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Tenía que pasar… y pasó. Fue durante nuestro último concierto en Madrid. Supongo que algunos lo recordaréis. Era un momento delicado; Elia y yo íbamos a tocar solos Chanson d’Hiver. Rasgué las cuerdas con decisión y aquello no funcionaba. Si ya de por sí hacía calor, la temperatura corporal empezó a dispararse.

Cosas que pasan.

Jose subió de un salto al escenario e intentó manipular el cable, el jack de entrada, el previo externo (ese que siempre dejo en el suelo, junto al afinador), pero la pastilla que se esconde debajo del puente (en la foto) se apagó para siempre. Los misterios de la piezoelectricidad, ay.

Por suerte, durante la grabación del disco ni me he acordado; no he necesitado enchufarme. Pero a la vuelta, claro está, tuve que dejarla en manos del luthier al que se la compré. Sí, doy la razón a todos los que me han aconsejado (con Pablo Oliva, a la cabeza) que me ahorre disgustos y tenga el previo incrustado en el aro de la guitarra. Y así ha sido.

La cierto es que ahora respeta su sonido natural y ya no volverá, espero, a dar problemas. La única queja es ver que mi guitarra acústica (bueno, electroacústica) ya está mutilada y con el cajetín atornillado y sellado de por vida, con un diminuto micrófono de condensador en sus tripas.

Ya no hay marcha atrás.

Espero, eso sí, que en este caso se cumpla el silogismo maquiavélico y el fin (tener el mejor sonido posible) justifique los medios (la sufrida amputación).

No descubro nada a nadie; hace tiempo que se tiró la primera ficha de este gran dominó de la era digital. ¿Lo siguiente será pasarme al libro electrónico? Quién sabe.  Sea como sea, y tomando prestado el término del amigo Philip K. Dick, aquí os presento a mi nuevo replicante.

Pablo

Advertisements

2 responses to “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

  1. belenkayser

    Es como si llevara un ‘marcapasos’ en el corazón. Al menos sigue viva. Que el sonido de esa guitarra (que prestaste a Xoel López, no me olvido) es único. Te lo digo yo, que me lo sé mucho y que lo tengo ahora en el oído. Abrazos, B.

  2. Poner un micro y un previo dentro de la guitarra es el equivalente al momento en el que, hace unos cuantos años, unos hombres con más pelo que nosotros decidieron atar piedras afiladas a palos de madera con cuerda de crin de caballo y lo llamaron hacha.

    El siguiente paso será cuando tengas un sistema acoplado a tu reloj y puedas decirle: “Kit, necesito la guitarra con cuerdas nuevas y afinada en Re abierto dentro de quince minutos a pie de escenario. No tardes”. Eso será la leche.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s